Acantonamiento Nacional de Manadas

 

El año 2016 ha sido sin duda alguna de muchas aventuras para scouts de todas las edades, y que mejor manera de demostrarse a través de  la celebración  de un Acantonamiento para los lobatos y lobeznas. La Asociación  Scouts de Nicaragua cierra con broche de oro el mes de octubre con este evento.          

Los lobatos y Lobeznas son la rama scouts más pequeños de este movimiento, niños y niñas entre 7 a 11 años de edad participaron en el Acantonamiento Nacional los días 28, 29 y 30 de octubre en el  Campo Escuela El Coyotepe, ubicado en la ciudad de Masaya. Esto con el fin de celebrar los 100 años de lobatismo.

Los pequeños lobos disfrutaron de la cacería nacional, en Nindirí, Masaya, Jinotepe y Diriamba, tuvieron la oportunidad de conocer manadas de otros departamentos, como León, Managua, Masaya y Matagalpa.

La cacería se dio inicio en Nindiri, explorando los rincones desconocidos de Seeonee y Escalando la ruta de Nindirí, en el Parque Central y el Parque Saurio, les esperaban una serie de juegos divertidos y retos en los cuales lobatos y lobeznas demostraron su creatividad.

En Diriamba nos esperaban las aventuras de Kotick y el sendero de Kaa, en los museos ecológicos del trópico seco,  historia y cultura. Niños y niñas tuvieron el placer de conocer y disfrutar  sus raíces culturales, apreciando la belleza natural de nuestro país.

Masaya y el Campo Escuela Scout el Coyotepe nos recibió con la  cacería nocturna escalando el cerro el Coyotepe hacia su antigua fortaleza; y la Aventura en el rio Waingunga, con una serie de juegos y retos acuáticos muy divertidos para nuestros pequeños.

Cabe destacar que con disfraces de personajes del libro de la selva, nos trasladamos hacia la fiesta los agüizotes en la ciudad de Masaya.

El acantonamiento nacional de manadas no podría estar completo sin realizar una buena acción, por esta razón, visitamos con juegos, cantos, expresiones artísticas y piñatas a niños y niñas del Hogar Nuestros Pequeños Hermanos, en Santa Teresa, Carazo.

 

Sin duda alguna, los más pequeños son los que más nos sorprenden… ¡Gracias por participar!